Entrada destacada

Holding Candle = Sujetavelas

Resulta que buscando en el Urban dictionary existe el término literal de sujetavelas: Holding candles; con el mismo significado: "pers...

sábado, 4 de enero de 2014

And said something stupid like I love you ...

And then I go and spoil it all,
by saying something stupid
like: "I love you."
Y así es como comienza el desastre ... Tampoco es para tanto pero para el caso nos sirve.

Analizando de forma un poco objetiva cuando alguien dice a otra persona que la quiere, lo que hay detrás es mucho más. Siempre me refiero a ese "te quiero" honesto y que sale directamente desde nuestro corazón. Esa víscera que bombea sangre a cada rincón de nuestro cuerpo para poder vivir. La palabra "te quiero" dice muchas cosas, no solo amor, hay mucho más detrás y muy contrario a lo que hay gente que piensa, decir te quiero requiere valor y no es un signo de debilidad, mas bien lo contrario, ¡valor! ¿y por qué? Pues por las siguientes razones:

- Estas diciendo a alguien que le importas.
- Estas diciendo que estarás ahí para apoyarle.
- Estas diciendo que te preocupas.
- Estas diciendo que piensas en esa persona cuando no está.
- Estas diciendo que tendrás recuerdos de ella cuando quizás ya no esté.

En definitiva, esa persona pasa a ser alguien importante y que forma parte de tu día a día.

Pero me vienen a la mente otros pensamientos cuando dices esas dos palabras: le estas dando a esa persona la total impunidad de hacerte daño en lo más profundo de ti. La facilidad de hacerte sufrir.

Dice el refranero español que "Quien bien te quiere te hará llorar" ¿pero no debería ser al contrario? Sí, el ser humano solo piensa en dolor y en pena, por eso no se dice "te quiero" tanto como se debería. En vez de pensar que tenemos a alguien, que un abrazo suyo nos reconforta, que disfrutamos de su compañía, en vez de eso, pensamos en el mal que nos puede hacer y lo que podemos llorar. El ser humano solo piensa en lo malo y no en lo bueno, solo piensa con miedo.

Hace poco me topé con un artículo de una enfermera en cuidados paliativos, en el cual recopilaba las "cosas pendientes" de esas personas al borde de la muerte y curiosamente eran cinco las que mas se repetían y que pondré a continuación:

1- Ojalá hubiera tenido el coraje de hacer lo que realmente quería hacer y no lo que los otros esperaban que hiciera
2- Ojalá no hubiera trabajado tanto
3- Hubiera deseado tener el coraje de expresar lo que realmente sentía
4- Habría querido volver a tener contacto con mis amigos
5- Me hubiera gustado ser más feliz

(http://www.lanacion.com.ar/1445074-las-5-cosas-que-nos-arrepentimos-antes-de-morir )

El tercer arrepentimiento es el que nos ocupa. No hay que pensar en el daño que sufrimos sino en algo de lo que no quiero arrepentirme. Si lo sientes dilo, no te hace más débil, solo honesto y valiente.

Pero antes de querer hay que aceptar, aceptar los defectos, disfrutar las virtudes... de uno mismo.

Creo que un gran paso es saber decir esas dos palabras sin remordimiento. Al fin y al cabo esta vida es la única que tienes y yo no quiero estar en mi lecho de muerte y pensar en arrepentimientos de lo que no hizo sino mas bien un "FUCK YEAH! Ha sido de puta madre ¡repitámoslo!

Si ni eso funciona recomiendo unas cuantas cervezas y bailar esta canción en soledad como si en ello nos fuera la vida:

No hay comentarios:

Publicar un comentario